91 615 9189 contacto@recapol.com

Un isotermo es utilizado para el transporte de numerosas mercancías, en la mayoría de los casos se trata de productos alimenticios como carne, pescado, fruta, productos lácteos, etc. Estos productos necesitan no solo una correcta temperatura durante su transporte hasta destino, sino que las condiciones higiénicas sean también las idóneas. Se evita así posibles contaminaciones cruzadas o la proliferación de bacterias en la superficie del isotermo.

Los carniceros se encuentran con la gran cantidad de residuos que genera su mercancía. La sangre y restos, se descomponen con gran facilidad, provocando putrefacción, fuertes olores y la colonización de bacteria en el interior del isotermo.

El transporte de pescados, mariscos y otros productos del mar ofrece también un fuerte inconveniente para el óptimo estado del isotermo. Los restos de sal corroen la pintura, las juntas y prácticamente toda la estructura del vehículo. Es por ello que hay que prestar especial atención contra estos restos.

En Recapol utilizamos un limpiador de Isotermo de última generación, que elimina todos los restos de material orgánico, sal, o productos químicos antes de entregar de vuelta un isotermo al cliente. El cual a su vez proporciona un agradable olor a limón que dura aproximadamente una semana.

Para un correcto mantenimiento de isotermos que transportan pescado o productos del mar, lo recomendable es limpiar el vehículo cada 3 días. Mientras que para las demás mercancías con 1 vez a la semana será suficiente para un correcto mantenimiento.