91 615 9189 contacto@recapol.com

Un vehículo comercial se caracteriza por el uso al que está destinado, principalmente a mover mercancias, bien perecederas como en el caso de los isotermos o productos de consumo como en otro tipo de vehículos. Este uso condiciona el peso del vehículo, su movilidad, su estabilidad, su agilidad, y también, como no, su consumo de combustible.

Y es que en el caso de los vehículos isotermos el consumo se ve incrementado por el uso de un eqipo de frío el cual nos ayuda a mantener o conservar la mercancia a la temperatura deseada.

A continuación os damos unos pequeños consejos para intentar minimizar el gasto de combustible sobre todo en estos meses de tanto calor.

  • Manten el isotermo limpio. Esto evita la posible corrosión del interior del vehículo, la cual produce una considerable pérdida de temperatura. Especial atención deben tener los transportistas de pescado, ya que la corrosión sobre el isotermo y la propia estructura del vehículo es mucho mayor, produciéndose una mayor, si cabe, pérdida de temperatura. Esta pérdida de temepratura produce un mayor esfuerzo en el equipo de frío, y por tanto un mayor consumo de combustible.
  • Vigila las juntas del isotermo. Si detectas que las gomas han perdido la elasticidad y no ajustan bien sobre las puertas seguramente es hora de cambiarlas. Por ello desde Recapol apostamos siempre en vehículos con premarcos. Éstos evitan y minimizan al maximo la pérdida de temperatura por las puertas del vehículo.
  • Instala en las puertas de acceso accesorios como cortinas PVC. Éstas minimizan en gran medida que cada vez que abramos la puerta para bien cargar o descargar el vehículo perdamos temepratura en el interior, y el equipo de frío deba recuperar esa temperatura de forma rápida para asegurar la carga perecedera.
  • Manten limpias las rejillas del equipo de frío. La condensadora es la parte del equipo de frio que recoge el aire desde el exterior. Es de vital importancia que las rejillas estén libres de insectos, suciedad o cualquier otro elemento que entorpezca la entrada de aire.
  • Y algo que a veces siempre nos gustaría cumplir, pero que es dificil. Manten en la medida de lo posible el vehículo en zona de sombra, ya que evitaremos un sobrecalentamiento tanto del interior del isotermo, como del motor del vehículo asi como del mismo equipo de frío.