91 615 9189 contacto@recapol.com

La suma de pequeños detalles es lo que puede diferenciar un producto de otro. En el mundo de los isotermos una pequeña diferencia en el proceso de fabricado puede suponer una gran mejora en las prestaciones. Y es que la eficiencia es un factor indispensable en el transporte, y más si lo que se lleva es producto refrigerado.

Y es que algo tan importante como son los premarcos es uno de los puntos diferenciadores de Recapol con respecto a otros carroceros. Los premarcos nos permiten preservar y controlar la temperatura en el interior del vehículo de una manera mucho más eficiente, ahorrando combustible y ahorrando emisiones contaminantes a la atmósfera.

En la anterior imagen podemos ver un isotermo fabricado por Recapol, el cual incluye premarcos en todas las puertas de acceso al interior del isotermo. Lo cual permite controlar de manera muy eficiente la temperatura y evitar posibles fugas.

En las siguientes imágenes podemos ver un isotermo de otro fabricante conocido, el cual no incluye ningún tipo de preparco en la puerta de acceso principal al vehículo. Quedando totalmente sin ajustar la puerta al mismo isotermo, produciéndose fugas de temperatura; lo cual puede conllevar sanciones administrativas.

La goma del preparco se ajusta de forma precisa de tal manera que se impide que el frio interior salga y el calor entre dentro del isotermo. También se evita la pérdida de líquidos hacia el exterior.

Es por tanto que un pequeño detalle hace una gran diferencia. Y en Recapol desde hace mucho tiempo que apostamos por la máxima calidad en los acabados, en los pequeños detalles y en el cuidado personalizado de cada uno de los vehículos que pasan por nuestras manos.