91 615 9189 contacto@recapol.com
Mantener limpio el isotermo

Mantener limpio el isotermo

Un isotermo es utilizado para el transporte de numerosas mercancías, en la mayoría de los casos se trata de productos alimenticios como carne, pescado, fruta, productos lácteos, etc. Estos productos necesitan no solo una correcta temperatura durante su transporte hasta destino, sino que las condiciones higiénicas sean también las idóneas. Se evita así posibles contaminaciones cruzadas o la proliferación de bacterias en la superficie del isotermo.

Los carniceros se encuentran con la gran cantidad de residuos que genera su mercancía. La sangre y restos, se descomponen con gran facilidad, provocando putrefacción, fuertes olores y la colonización de bacteria en el interior del isotermo.

El transporte de pescados, mariscos y otros productos del mar ofrece también un fuerte inconveniente para el óptimo estado del isotermo. Los restos de sal corroen la pintura, las juntas y prácticamente toda la estructura del vehículo. Es por ello que hay que prestar especial atención contra estos restos.

En Recapol utilizamos un limpiador de Isotermo de última generación, que elimina todos los restos de material orgánico, sal, o productos químicos antes de entregar de vuelta un isotermo al cliente. El cual a su vez proporciona un agradable olor a limón que dura aproximadamente una semana.

Para un correcto mantenimiento de isotermos que transportan pescado o productos del mar, lo recomendable es limpiar el vehículo cada 3 días. Mientras que para las demás mercancías con 1 vez a la semana será suficiente para un correcto mantenimiento.

La importancia de las luces LED

La importancia de las luces LED

La iluminación Led es uno de los avances en tecnología en los últimos tiempos que han permitido crear infinidad diseños de nuevas lámparas profesionales.

Una de las mayores ventajas para el profesional que transporta productos que necesitan frio es una baja emisión de calor. Esto es debido a que el Led aprovecha de una manera mucho más eficiente la energía consumida con respecto a una bombilla tipo halógena. Por ello que cualquier profesional a día de hoy debe pensar siempre en instalar luces led en su equipo, un menor consumo eléctrico por parte de la bombilla repercute en un menor consumo de combustible. Al igual que una menor emisión de calor repercute igualmente en el consumo de combustible. Por lo que el ahorro viene por partida doble para el transportista.

Y un importante factor para pasar definitivamente al paso del Led es la vida útil. Mientras que el halógeno está sobre las 10.000 horas, el Led se sitúa con facilidad en las 20-30 mil horas de vida útil.

El Led es muy resistente a las vibraciones, ya que no hay ningún filamento por el que pasa la electricidad y produce luz como es en las lámparas halógenas; las cuales se estropean con mucha facilidad.

Las luces Led no contienen mercurio. Lo cual es una doble seguridad, primero sobre la mercancía que se transporta, la cual es imposible que sufra contaminación. Y el respeto por el medio ambiente, dado que el mercurio es uno de los agentes contaminantes más perjudiciales para la flora y la fauna.